Pontevedra acoge un plan pionero para prevenir la violencia sobre la mujer en el ámbito vecinal

20-01-2018

Xunta y Poder Judicial citan al asociacionismo para trasladarles pautas de actuación que permitan detectar y denunciar situaciones de maltrato tanto físico como psicológico

"La inmensa mayoría de las denuncias por violencia de género que entran en los juzgados proceden de atestados policiales con denuncia de la víctima o de denuncias de la propia mujer ante el órgano judicial; las denuncias de allegados, familias o terceros constituyen apenas un 10% y por eso echamos de menos esa implicación de toda la sociedad" en la lucha para frenar el maltrato. Estas palabras las pronunciaba ayer la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, antes de presentar en Pontevedra un programa "muy novedoso" y "pionero" que, precisamente, tiene como objetivo alcanzar un mayor compromiso por parte el entorno vecinal de las víctimas de esta lacra para que denunciar y sacar a la luz las dramáticas situaciones que padecen.

Carmona presentó este programa junto con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la secretaria xeral de Igualdade; Susana López Abella, además de la presidenta de la Comisión de Igualdade de la Asociación de Auditores SocioLaborales, María Ángeles García. Se contó también con la presencia de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien puso en valor el pacto de estado alcanzado recientemente para combatir la violencia machista y que fue aprobado por unanimidad en la cámara baja.

Así, en el estreno de esta campaña preventiva (que ahora se extenderá al resto de Galicia y que el Poder Judicial espera poner en marcha en breve también en otras autonomías como Canarias o Madrid), se convocó en la ciudad del Lérez a representantes de una multitud de asociaciones vecinales. El objetivo es llegar a las asociaciones de vecinos, e incluso a las comunidades de propietarios (para ello se cuenta también con la colaboración de los administradores de fincas) en tanto constituyen el primer nivel de asociacionismo y conocen de primera mano su entorno y los problemas que afectan a sus vecinos y vecinas. Por este motivo, todos pueden jugar un papel fundamental a la hora de ayudar a las víctimas y detectar situaciones de maltrato ocultas antes de que se produzca un terrible desenlace. En estas charlas con los vecinos se les explicarán pautas para detectar estas situaciones de violencia de tal forma que se pueda denunciar el caso ante las autoridades pero también arropar desde el primer momento a la mujer: "Una víctima no puede sentirse sola en este círculo de la violencia de género, en donde tiene muchísimo miedo y se encuentra aterrorizada, necesita sentirse apoyada y por eso la violencia de género no es un problema solo de mujeres o de pareja, afecta la toda la sociedad"

Las charlas están acompañadas por el reparto de un tríptico en el que se desmontan una serie de falsedades en torno a la violencia machista, como que este tipo de casos se produzcan únicamente en familias de bajos ingresos o desestructuradas. Añade también una serie de instrucciones para detectar maltrato no solo físico sino también psicológico y también una tercera parte sobre qué hacer y a quien dirigirse para denunciar estos casos de maltrato, con teléfonos como el 016 o el 900 400 273 o el 091 y 062 de Policía y Guardia Civil en los casos más urgentes.

Fuente: Faro de Vigo