La presencia de mujeres en puestos directivos ha bajado 6 puntos desde el 2008 y se ha estancado en mandos intermedios

02-04-2018

- Los ponentes del I Congreso de Auditoría Sociolaboral de Cataluña debaten sobre el estado actual de la brecha salarial y denuncian una desigualdad de género crónica

- Según los ponentes, totos los informes denotan que la brecha salarial se produce en todos los sectores, incluso el sector público


Barcelona, 22 de marzo de 2018.- La sede del Colegio de Graduados Sociales de Barcelona ha acogido hoy el I Congreso de Auditoría Sociolaboral de Cataluña, organizado por la Asociación Española de Auditores Sociolaborales (CEAL) y la Asociación de Auditores Sociolaborales y de Igualdad de Cataluña (AULICAT). En la apertura del Congreso se ha debatido sobre el estado de la brecha salarial entre mujeres y hombres, tanto en Cataluña como en España. Una brecha que, según el análisis de informes recientemente publicados, ha aumentado en puestos directivos en los últimos 10 años. "En el 2017 teníamos una diferencia de presencia del 18% en puestos directivos y del 12% en trabajadores, son datos peores que en 2007" ha asegurado el presidente de ICSA Grupo, Ernesto Póveda, refiriéndose a los datos del último informe de desigualdad salarial publicado por la propia firma.
Los datos presentados por Póveda han sido avalados por el Coordinador de Gestha Cataluña, Miguel Ángel Mayo, y por el informe elaborado por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda publicado en el mes de marzo. Según los datos presentados por Mayo, la diferencia salarial en España se sitúa en el 29,1% y empieza a ser preocupante a partir de los 25 años. "A partir de los 25 años la desigualdad salarial no deja de incrementarse hasta la jubilación" ha asegurado Mayo. Según el Coordinador de Gestha, España sufre un problema estructural en su mercado laboral. "En la Agencia Tributaria casi el 60% de la plantilla son mujeres, pero los sitios con mayor responsabilidad y retribución están ocupados únicamente por hombres" concluyó Mayo.
El debate sobre la brecha salarial de género también ha contado con la participación de Isabel Puigjaner, Inspectora de Trabajo y Seguridad Social, la que ha asegurado que incluso en empresas con planes de igualdad existen brechas salariales. "Si se analizan los salarios por géneros hay diferencias prácticamente en todas partes" aseguró. En este sentido, Lidia Sandalinas, responsable de Transversalidad de Género de CC.OO en Cataluña ha denunciado que la brecha salarial es resultado de todas las discriminaciones y desigualdades que tienen las mujeres. "En Cataluña hay una brecha salarial del 24,9% y en España supera el 29%, pero también los hay en lo que se cobra por hora" aseguró Sandalinas añadiendo que las mujeres trabajan menos horas y cobran menos por cada hora trabajada.
Según la directora de la Fundación María Aurelia Capmany, Aida Ruiz, el actual marco legislativo, a pesar de disponer de regulación en defensa de la igualdad de género, en muchos casos tiene elementos negativos para la equiparación salarial. "Se han establecido reducciones de jornada, permisos y excedencias por las mujeres, es bueno, pero a la hora está suponiendo un impedimento para el desarrollo laboral de las mujeres" ha asegurado Ruiz, añadiendo que hay que fomentar y hacer efectivos los planes de igualdad.
La mesa redonda ha concluido con la participación del presidente de la Asociación Española de Auditores Sociolaborales (CEAL), el cual ha querido destacar las diferentes formas existentes de medir la desigualdad salarial y la problemática que suponen las reducciones de jornadas por maternidad. "Si las reducciones de jornada sólo las piden las mujeres para cuidar a los hijos, dentro de 20 años seguirá habiendo brecha salarial en las pensiones" ha asegurado Pañella.
La Asociación Española de Auditores Sociolaborales (CEAL), nacida en la década de los noventa con el objetivo de regular y ordenar la profesión del Auditor Laboral, se ha convertido en una institución capital para contribuir a una mayor transparencia y eficacia en la gestión de empresas y del sector público, y contribuye a la formación de sus miembros para garantizar la profesionalidad, la independencia y la transparencia de la Auditoría Laboral.

El compliance laboral es una herramienta de prevención de riesgos que genera una nueva cultura empresarial que identifica el acoso en la empresa

02-04-2018

Barcelona, 22 de marzo.- El Col·legi de Graduats Socials de Barcelona ha acogido

esta tarde la segunda sesión del I Congreso de Auditoría Sociolaboral de Cataluña,

organizado por la Asociación Española de Auditores Sociolaborales (CEAL) y la

Asociación de Auditores Sociolaborales y de Igualdad de Cataluña (AULICAT), que se

ha centrado en el compliance penal y laboral. Sandra Cid Conde, socia auditora y

miembro de la Comisión Técnica de Compliance Laboral de CEAL, ha dado la

bienvenida y presentado a los ponentes: José Manuel Calavia, catedrático de

Derecho Mercantil de la Universidad de Barcelona, Francisco L. Bonatti Bonet, socio

director de Bonatti Penal & Compliance, y Raul Rojas Rosco, socio de ECIJA y

coordinador de la Comisión Técnica de Compliance Laboral de CEAL.

José Manuel Calavia, catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de

Barcelona, ha iniciado la sesión de Compliance laboral mencionando que en la

inmensa mayoría de los consejos de administración no se percibe ni un beneficio ni un

riesgo a corto plazo por lo que hace referencia a la aplicación del compliance penal, y

mucho menos del compliance laboral. Esta situación se da en todas las dimensiones

empresariales inclusive en las grandes compañías. Calavia ha añadido que este hecho

cambiará cuando los stakeholders de una empresa empiecen a preocuparse por el

compliance penal y laboral preguntándose por si la organización en particular tiene un

plan de riesgos. A esto se le sumará las apariciones en los medios de comunicación

de compañías que son sancionadas en materia penal y laboral, provocando así una

reacción en las decisiones de los consejos de administración.

A continuación, Francisco L. Bonatti Bonet, socio director de Bonatti Penal &

Compliance, ha empezado destacando que el compliance no lo ha inventado el ámbito

penal y empezó en Estados Unidos en los años 70 con el caso Watergate. El estado

reconoce que no puede con todo aun teniendo el monopolio del poder y ante esa crisis

de control, lo que se requiere es de una autorregulación por parte de las empresas.

Bonatti ha añadido que la autorregulación ha de ser regulada y el compliance es

meramente una herramienta, la exigencia la da la ley. El buen gobierno corporativo ha

de disponer de la herramienta del compliance como clave para la prevención de

riesgos penales.

En este punto Bonatti ha recordado que el compliance penal se ha ido introduciendo

gracias al entorno internacional y empieza a tener jurisprudencia en España donde se

reflejan delitos corporativos. En este sentido, ha comentado que hay dos vías de

imputación, la de los administradores y la de los trabajadores y que hay estándares de

auditoría como el alemán donde se relacionan 7 pilares fundamentales donde

prevalecen el mapa de riesgos, las acciones correctoras y la monitorización. Ha

añadido que Inclusive los sistemas de calidad ISO y sus certificaciones ya lo reflejan.

En este sentido, ha subrayado que las certificaciones de calidad están provocando una

estandarización del compliance penal en las organizaciones.

Después ha sido el turno de Raul Rojas Rosco, socio de ECIJA y coordinador de la

Comisión Técnica de Compliance Laboral de CEAL, que ha tratado la herramienta de

compliance laboral que tiene un déficit respecto al compliance penal ya que no existe

obligatoriedad de cumplimiento porqué no hay riesgo de responsabilidad penal de la

empresa en el ámbito laboral. En contraposición, Rojas ha enfatizado que la empresa

puede tener sanciones administrativas por incumplir la normativa laboral. Sanciones

monetarias y reputacionales.

La multitud de normas laborales tanto voluntarias como obligatorias, las nuevas formas

de trabajo en el ámbito digital, la interpretación y aplicación de las leyes, la gestión del

capital humano, la protección de datos en el ámbito de la contratación laboral y la

responsabilidad social corporativa genera riesgos laborales que hacen muy adecuado

el compliance laboral como herramienta de prevención y de generación de una nueva

cultura en la empresa.

En este punto, Rojas ha tratado la introducción de controles, como los canales de

denuncia, que se colocan en las compañías fruto del plan de prevención de riesgos

laborales o compliance que pueden identificar inclusive el acoso en la empresa.

La Asociación Española de Auditores Sociolaborales (CEAL), nacida en la década

de los noventa con el objetivo de regular y ordenar la profesión del Auditor Laboral, se

ha convertido en una institución de referencia para contribuir a una mayor

transparencia y eficacia en la gestión de empresas y del sector público, y contribuye a

la formación de sus miembros para garantizar la profesionalidad, la independencia y la

transparencia de la Auditoría Laboral.